Rápidos, limpios y económicos

Hablamos:

Italia 1405699970_France 1405700488_United-Kingdom_flat
Atención al Cliente

Zona Oeste: 659 706 618

Zona Este: 606 40 98 47

CONTACTE CON NOSOTROS

Blog

Averigua cuánto cuesta deshollinar una chimenea antes de instalarla

Escrito por en noviembre 14, 2017 en Blog | 0 comentarios

Averigua cuánto cuesta deshollinar una chimenea antes de instalarla

Si cuando nos planteamos adquirir un vehículo pensamos en los gastos periódicos que, a la larga, supondrá su mantenimiento, ya sea en forma de un seguro, el consumo de carburantes o electricidad, las revisiones y reparaciones, los recambios…

Parece lógico saber de antemano cuánto cuesta deshollinar una chimenea antes de instalarla, ya que será uno de los gastos requeridos, al igual que el combustible.

En este sentido, es necesario diferenciar dos aspectos de la instalación: el material que se emplee para quemar, y el material de construcción de los conductos y del propio hogar. Ya que, si bien las tarifas del deshollinador profesional (puede consultar aquí las nuestras) serán siempre iguales por el servicio, dichos aspectos determinarán la frecuencia con la que será necesaria limpiar la chimenea, su inspección o, en el peor de los casos, la reparación de alguno de sus componentes.

¿Cuesta más limpiar una #chimenea de ladrillo que una de metal? Te lo contamos. - Deshollinadores de Madrid          

Los costes de deshollinar una chimenea varían en función de:

 

Tipos de combustible de chimenea

Dentro de los materiales más habituales que se emplean como combustible, la leña, los ‘pellets’ y el carbón son los tres que más residuos sólidos generan, esto es, el hollín. Si bien es el primero de ellos, es decir, la leña, para el que resulta más complicado predecir el esfuerzo de cuánto cuesta deshollinar la chimenea; ya que la composición de las diferentes maderas, la humedad, resinas, ceras y otros residuos que contenga, puede hacerla más proclive a producir mayor cantidad de restos, y que estos sean más difíciles de eliminar, tanto en los conductos como en el propio hogar.

Así, la frecuencia a la hora de limpiar la chimenea puede variar, en este caso, desde los 3.000 a los 5.000 kilos de leña. También hay que tener en cuenta que, si además empleamos la chimenea para cocinar, o para quemar algún tipo de resto de poda, el hollín que se produzca durante su uso será mayor.

Por contra, las chimeneas de gas natural o de bioetanol apenas producen residuos durante su combustión, por lo que la limpieza de estufas de este tipo, sin tener en cuenta los factores ambientales o externas, será mucho más sencilla. Sin embargo, aunque la limpieza sea menos complicada, el coste del combustible, e incluso de la propia instalación –que resulta bastante más sensible en el caso del gas- puede resultar en una mayor inversión a la larga.

Por su parte, el gasoil suele ser más asequible que el gas, la instalación también es más sencilla, pero su combustión genera más residuos.

Leña, gas, pellets… si vas a instalar una #chimenea nueva, eso es lo que debes tener en cuenta para elegir un combustible - Deshollinadores de Madrid          

Materiales de construcción de chimeneas

 

En nuestra lista de aspectos a considerar para saber cuánto cuesta deshollinar una chimenea, el siguiente que tratamos es el propio material de construcción. En el caso de las instalaciones de viviendas antiguas, aún es habitual encontrar chimeneas de piedra o ladrillo, que son más susceptibles de retener y acumular las partículas sólidas que se producen en la combustión, ya que su superficie es más rugosa que las estufas y conducciones metálicas.

Las partículas sólidas que achimenea_combustible_leñarrastra el aire que asciende por el tiro tienden a chocar con esas imperfecciones del material de la cubierta de la chimenea, por lo que pierden velocidad y terminan por adherirse a las paredes. Cualquier hueco presente es susceptible de provocar una acumulación de hollín, que a su vez promueve esa acumulación.

Por eso no es extraño que durante las reformas de chimeneas se opte por instalar nuevos conductos, elaborados con otro material, dentro del propio tiro existente. Aunque esa posibilidad depende del diámetro disponible para la instalación, que debe permitir una salida sin restricciones del humo, esto es, sin codos mayores de 45º, y lo más vertical posible.

Y es que, si bien el material es muy importante, también lo es que el flujo de aire se vea lo menos impedido posible en el interior de los conductos. Cualquier zona que provoque una retención de humos, o en la que se reduzca su velocidad, será más propensa a acumular el hollín. Un deshollinador profesional podrá decirnos en estos casos si nuestra chimenea puede renovarse mediante esta solución.

Frente a la piedra y el ladrillo, los conductos metálicos son las soluciones más modernas, que tienen la ventaja de disponer de una superficie prácticamente lisa, que minimiza, aunque no elimina, la posibilidad de retener el hollín. De la misma forma que sucede con aquellos, los cambios de dirección del flujo, además de la presencia de juntas o uniones, siguen siendo factores que provocan la acumulación de residuos de combustión, por lo que limpiar las chimeneas de este tipo sigue siendo necesario, aunque con menor frecuencia.

 

Combustible y material

 

Determinar la dificultad o cuánto cuesta deshollinar una chimenea.

Hasta ahora sólo hemos mencionado las condiciones previas, es decir, que podríamos comparar dos instalaciones similares que se ponen en funcionamiento por vez primera. Pero algo que también hay que tener en cuenta es cómo se pueden comportar a largo plazo.

¿Sabías que los pellets no pueden usarse en algunas #chimeneas? Descubre por qué. - Deshollinadores de Madrid          

En cuanto a los materiales, cabe destacar las diferencias significativas que ofrecen las distintas opciones disponibles en cuanto a conducciones de metal. Así, podemos encontrar tubos, codos, sombreretes y el resto de piezas necesarias para una chimenea elaborados con metal galvanizado, vitrificado, pintado o de acero inoxidable.

En una entrada anterior ya explicamos los riesgos del metal galvanizado, que, en parte, también son atribuibles al vitrificado o el pintado, esto es, que se desprenda la capa protectora y aparezca la corrosión. Así que su durabilidad depende la calidad del material y de una instalación y mantenimientos adecuados.

Pero para mayor complicación a la hora de saber cuánto cuesta deshollinar una chimenea;

también debemos tener en cuenta qué material es más adecuado para un combustible en particular. Por ejemplo, los subproductos que se generan con la combustión de los ‘pellets’ contienen una mayor presencia de azufre, por lo que algunos tipos de acero inoxidable (como el 304, habitual en las nuevas viviendas hasta hace unos pocos años) no son adecuados.

Siempre puedes consultarnos y saber qué ofertas tenemos disponibles para mantener adecuadamente tu chimenea.

Los 4 problemas más comunes en la limpieza de chimeneas y cuándo llamar al deshollinador

Escrito por en octubre 25, 2017 en Blog | 0 comentarios

En Deshollinadores de Madrid sabemos que la limpieza de chimeneas puede ser una tarea, cuanto menos, molesta; pero es la única solución para evitarnos complicaciones que, a la larga, se convertirán en un auténtico quebradero de cabeza. Repasamos hoy los cinco problemas más comunes que podemos encontrar en las instalaciones.

Llega el invierno y es momento de encender la #chimenea, pero ¿has pensado en su limpieza? - Deshollinadores de Madrid          

Manchas blancas en el ladrillo

Si nuestra chimenea está construida con piedra o ladrillo, es posible que aparezcan unas manchas de color blanco o restos con aspecto de polvo con el mismo color. Esto suele ser debido al efecto del agua, que resulta absorbida por estos materiales de construcción proveniente de la lluvia o de la nieve. Y es que esa agua que consigue penetrar por los poros o grietas de la superficie de la chimenea, arrastra consigo cal y otras sales que se han disuelto en la misma, y cuando el recubrimiento se seca, esto es, el agua se evapora, se vuelven a solidificar y provocan esas acumulaciones de color blanco.

También los restos de madera que permanecen en la chimenea y entran en contacto con el agua pueden empezar a descomponerse y causar un efecto similar.

En estos casos, el proceso de la limpieza de chimeneas deberá comenzar por una inspección y evaluación visual del estado de los sombreretes y de las juntas de los ladrillos y piezas del recubrimiento, precisamente para encontrar esas grietas, roturas u orificios que puedan dar paso al agua.

Ante la presencia de los mismos, es aconsejable realizar una reparación lo antes posible o, al menos, antes de la temporada de lluvia y, especialmente, del invierno. Efectivamente, si el agua que penetra en una grieta llega a congelarse, provocará que el daño vaya a más, ya que se expande, ejerciendo presión sobre los materiales.

Hasta una pequeña grieta puede ser problemática a largo plazo, y no sólo por el efecto del agua, sino que también se ven incrementadas por los ciclos de frío y calor, que provocan la expansión y contracción de los materiales. Puede ser tan drástico como tener que reformar la chimenea o el tejado.

Un deshollinador profesional podrá recomendarle acerca de los compuestos sellantes existentes, resistentes al agua y que además son lo suficientemente flexibles para aguantar esos ciclos de expansión y contracción, pero para su aplicación será necesario limpiar adecuadamente las superficies, eliminando cualquier presencia de moho u hongos.

 

Nidos de pájaros

Las chimeneas resultan refugios perfectos para ciertos animales, como algunas aves, por ejemplo los vencejos, los gorriones y las lechuzas; para las ardillas e incluso para los murciélagos. De hecho, existe una especie denominada vencejo de chimenea, presente en el continente americano, que se llama así por estar habituada a usarlas para resguardarse. En definitiva, no es imposible encontrarnos con que otra familia ha decidido instalarse en nuestro tejado.

Además hay que tener en cuenta que los pájaros que forman colonias suelen recurrir a los mismos nidos de una temporada a la siguiente, así que el hecho de que no veamos a sus ocupantes, no quiere decir que no vayan a regresar.

Ante estos casos, la limpieza de chimeneas pasa por quitar los nidos del tejado como retirar cualquier resto inflamable que pueda haberse colado en el interior, ya sean hojas, plumas, comida, excrementos… y, en su caso, instalar un protector o sombrerete que impida el paso tanto de animales como de la lluvia y otros elementos.

Otra medida que podemos considerar para evitar que los animales puedan acceder al interior de la chimenea es la de cerrar el regulador de tiro cuando no se use. En caso de no disponer de uno, puede colocarse un trozo de espuma (foam) o similar que encaje en el hueco de extracción.

Si vas a encender la #chimenea, esto es lo que debes tener en cuenta - Deshollinadores de Madrid          

Retorno de humos

Hay varias razones por las que nuestra chimenea puede no evacuar el humo correctamente, por ejemplo la presencia de un nido, como acabamos de mencionar; también puede deberse a una mala combustión, cuando se quema un material inadecuado. Pero la causa más probable suele ser la acumulación de hollín.

 

 

Los humos y gases que causa el fuego transportan partículas, las cuales terminan por acumularse en los conductos de las chimeneas en forma de lo que llamamos hollín. Estos restos no hacen sino impedir el paso del aire, de forma similar al colesterol en las arterias, con lo que la combustión será cada vez menos eficiente hasta que los humos ni siquiera puedan salir al exterior. Limpiar el hollín es tarea de un deshollinador profesional, ya que son necesarias ciertas herramientas específicas que consiguen acceder a todas las cavidades de los conductos.

¿Manchas en tu #chimenea? Te explicamos cómo limpiarlas - Deshollinadores de Madrid          

Manchas de óxido

Puede ocurrir que la parte superior de nuestra chimenea presente síntomas de corrosión, e incluso que aparezcan manchas que se extiendan hacia abajo. Esto es común en el caso de las chimeneas prefabricadas, para las que se emplea una cubierta exterior de metal galvanizado. Los efectos prolongados de la intemperie, como el sol, la lluvia o el viento, provocan que ese recubrimiento se desprenda, dejando a la vista el metal, normalmente hierro o acero, que acaba por oxidarse.

Este efecto también se ve favorecido cuando el diseño de la chimenea o su ubicación provoca que las hojas de los árboles queden retenidas sobre la tapa. Los restos de poda de ciertas especies, como las agujas de pino, generan componentes muy ácidos cuando se descomponen, y más aún cuando están mojados. Esos ácidos pueden ser capaces de eliminar el recubrimiento del galvanizado.

Cualquiera que sea la causa, en cuanto el metal se corroe, la lluvia arrastrará el óxido por la superficie de la chimenea, dejando las manchas características, e incluso podremos escuchar que la lluvia accede al interior si la corrosión ha llegado a perforar esa placa protectora.

Es en el momento en el que encontramos las primeras manchas cuando hay que proceder a la limpieza de la chimenea, para evitar llegar a la situación de que el agua pueda acceder al conducto de extracción, que será cuestión de meses. Aunque en este caso, además de arreglar los posibles desperfectos o solventar los fallos en el diseño, la solución pasa por reemplazar la cubierta, preferiblemente por una de acero inoxidable u otro material resistente a la corrosión.

Otro síntoma de corrosión puede ser la dificultad para accionar el regulador de tiro, si nos cuesta moverlo o al hacerlo escuchamos un chirrido, es muy probable que el agua haya llegado hasta el mecanismo, oxidándolo.

Realizar periódicamente una inspección y limpieza de chimeneas es pues aconsejable, aunque el intervalo de tiempo adecuado dependerá del combustible empleado, del tipo de instalación y del uso que le demos.

 

¿Crees que tu chimenea necesita una puesta a punto?

 

Deshollinar estufas de pellets

Escrito por en octubre 20, 2017 en Blog | 0 comentarios

Deshollinar estufas de pellets

Deshollinar estufas de pellets es un proceso conveniente si queremos que la estufa funcione a máximo rendimiento, por ello, te recomendamos que este proceso sea realizado por expertos, ya que conocemos a fondo la manera de hacerlo.

Este tipo de estufas supone un gran avance en los sistemas de calor, puesto que es un medio para calentar los hogares muy económico y limpio. Al usar un tipo de combustible renovable al cien por cien, las emisiones de CO2 que realiza a la atmósfera son muy bajas, en comparación con las que emiten las chimeneas.

¿Qué son los pellets?

Deshollinar estufas de pellets

Los pellets son un material compuesto de virutas prensadas y serrín, proveniente principalmente de residuos agrícolas o industriales. Esto, hace que tenga un precio mucho más económico que otro tipo de calefactores como las chimeneas que utilizan otros combustibles menos ecológicos. Además, tiene un alto poder calorífico lo que hará que las estancias de tu hogar se calienten mucho más rápido que con una chimenea convencional.

¿Cómo deshollinar estufas de pellets?

Deshollinar una estufa de pallets es necesario si llevas más de un año utilizándola o si has usado aproximadamente más de 900 kg de combustible. Este mantenimiento no debe consistir solo en la deshollinización, también debemos hacerlo a toda su instalación.

Este trabajo es conveniente que lo realicemos los técnicos especialistas en la materia, ya que hay que desmontar los laterales de la estufa, aspirar las turbinas y ventiladores, además de revisar todas sus conexiones. Ya que, las turbinas de extracción de humo son los lugares donde más ceniza se acumula, algo que podrás notar al comprobar que el depósito está lleno de residuos que no dejan que tú estufa funcione a máximo rendimiento.

Nosotros como especialistas seremos también los encargados de deshollinar la estufa de pellets, puesto que el hollín se acumula en todas las conducciones y tubos.

¿Quién debe hacer el mantenimiento de chimeneas de una comunidad de vecinos?

Escrito por en septiembre 18, 2017 en Blog | 0 comentarios

El mantenimiento de las chimeneas en una comunidad de vecinos es una tarea esencial entre las labores de cuidado de un edificio. El mantenimiento es un trabajo fundamental con el que evitar averías que puedan causar daños mayores o accidentes. No en vano, estas pueden provocar la emisión de gases tóxicos o incendios. Así, es aconsejable la limpieza periódica de las chimeneas. Sin embargo, esto es algo que a veces genera polémicas entre los vecinos.

¿Quién debe hacerse cargo de la limpieza?limpieza-chimeneas-comunidad

La limpieza de una chimenea sea del tipo que sea debemos dejarla en manos de un profesional. Los deshollinadores profesionales son una garantía de que nuestra chimenea quedará completamente preparada para funcionar correctamente.

En una comunidad de vecinos tiene que ser el presidente de la comunidad o el administrador de la finca, en caso de contar con los servicios de uno, el
encargado de buscar una compañía que se haga cargo de la limpieza. Este debe dar a conocer al resto de vecinos el presupuesto de las tareas de mantenimiento y contar con la aprobación de los mismos para poder contratar los servicios de deshollinamiento.

 

¿A quién corresponde el pago de la limpieza de la chimenea?

A la hora de hacer frente a los gastos de la limpieza de la chimenea existen dos posibilidades. Si contamos con una chimenea de ramal individual, es el propietario de la vivienda el que debe hacerse cargo del pago del trabajo. Por otra parte, en el caso de disponer de una chimenea de ramal único, al que se unen los conductos de los distintos hogares, es la comunidad en su conjunto la que debe hacer frente al coste del deshollinamiento.

Así, ya sabemos cómo debemos de actuar para realizar el mantenimiento de chimeneas en comunidad de vecinos y prepararnos para los meses de frío. Si te ha sido de utilidad, no dudes en compartirlo en redes sociales.

Las razones porque las Chimeneas deben ser altas

Escrito por en agosto 24, 2017 en Blog | 0 comentarios

Todos hemos visto esas inmensas chimeneas industriales que alcanzan enormes alturas y emiten penachos de humo que se van extendiendo y dispersando por el aire. Sin embargo, a menudo nos solemos preguntar sobre las razones porque las chimeneas deben ser altas. ¿Es debido a que se quiere evitar que el humo o el olor vuelva a la tierra o hay otros porqués?

Esas altas tuberías que llevan los desechos de la combustión nos pueden servir como ejemplo para ilustrar lo que ocurre también en nuestras casas. Está claro que no vamos a necesitar ninguna tan grande como aquellas para nuestras pequeñas chimeneas -ya utilicen leña o cualquier otro combustible-. Sin embargo, tanto en una como en otra ?desde las industriales a las domésticas- los tubos deben sobresalir del tejado para evitar que el humo entre y vuelva al lugar de origen, con toda la problemática higiénica, estética o sanitaria que se puede crear.

Y es que el viento que pase sobre nuestro hogar irá variando en función de múltiples factores meteorológicos. De este modo, cuando proceda de la dirección contraria a donde está situada la salida, puede crear un tapón que imposibilite la escapatoria del humo y haga que este no solo no salga, sino que se revoque y llene toda la habitación de partículas.

Chimeneas Altas

Chimeneas Altas

La longitud mínima

Por todo lo explicado, deben ser las chimeneas altas. Sin embargo, en función de que nuestra vivienda sea de un tipo u otro, su tamaño tendrá que ser mayor o menor. Mientras que si están en un tejado normal estas deben sobresalir un mínimo de 100 centímetros de cualquier tipo de obstáculo, si se localizan en una terraza u otro lugar en el que se pueda hacer vida (andar, tender la ropa?) su longitud debe ser mayor, como mínimo de dos metros de altura. Atendiendo a lo dispuesto en el Código Técnico de Edificación.

¿Quieres saber más? Cuéntanos cuales son tus curiosidades para hablar de ello en nuestro blog. 🙂

 

 

Prevención de incendios por chimeneas

Escrito por en julio 14, 2017 en Blog | 0 comentarios

Estamos en verano y por ello nos apetece ir a la casa de campo que tenemos en el pueblo, en una urbanización o en esa ciudad pequeña donde nació mi abuela…y claro por la noche refresca y no tenemos calefacción pero si una chimenea, ¡y que gusto poder encender una chimenea!

Pero… ¿que pasa si no está limpia adecuadamente? Sabemos que en nuestro país existen múltiples accidentes asociados a los incendios por el uso y no limpiar las chimeneas en las viviendas. Por ello queremos prevenir estos sustos y poder disfrutar de encender tranquilamente nuestra chimenea en nuestras noches de verano, sabiendo que todo está bien.

Consejos para reducir el riesgo de incendio por chimeneas 

  • LIMPIEZA DE CHIMENEAS: muchas veces la razón de incendio por chimeneas en Madrid son provocadas por no limpiar el conducto por el que ascienden los humos y residuos generados por la combustión de la madera o el combustible que utilicemos, ya que se adhieren a las paredes del tubo creando mal olor y pudiendo ser totalmente inflamable. Es por eso necesario revisar que todo lo que se ha quemado está totalmente apagado

  • FRECUENCIA DE LIMPIEZA: es importante tener un mantenimiento de estos conductos y limpiarlo asiduamente, pero la normativa Europea nos recomienda realizar la limpieza de chimeneas en viviendas por un profesional, 1 vez al año.

  • COMO LIMPIAR UNA CHIMENEA: si lo haces a modo casero, la mejor manera de limpiar una chimenea es de abajo hacia arriba, ya que subir al tejado es muy peligroso. Se debería utilizar los cepillos más adecuados para ello, detergente, agua y desengrasantes, pero ten en cuenta que la falta de experiencia hace que toda la parte de alrededor de la chimenea va a quedar muy sucia si no empleáis aspiradores, plásticos etc. Para una limpieza más profunda, segura y más recomendable es que os pongáis en contacto con nosotros, tenemos la experiencia y las herramientas para que todo quede a la perfección.

  • CONSEJOS DE ENCENDIDO: enciende la chimenea con pastillas especiales para el encendido de las mismas con astillas que contienen menos alquitrán que otros materiales como por ejemplo el papel.

prevencion de incendios por chimeneas

prevención de incendios por chimeneas

No lo pienses más, y ante la duda… ¡llámanos!

Disfruta de tu chimenea en invierno y en verano sin preocupaciones y riesgos de incendios. En Madrid: Zona Oeste: 659706618 y para la Zona Este: 670710029.

Porque realizar la limpieza de campanas extractoras

Escrito por en junio 6, 2017 en Blog | 0 comentarios

Muchos ignoran la importancia que tiene la limpieza de campanas extractoras. Más allá de la estética que otorga la limpieza a este tipo de aparatos, hay otros aspectos importantes para tener en cuenta. Y es que el no limpiar la campana extractora con frecuencia puede acarrearnos más de un problema.

¿Por qué limpiar la campana extractora? ¿Sabes todos los problemas que te puede ocasionar tener tu campana extractora sucia?

Ocasiona malos olores y un aspecto desagradable de tu cocina

Una campana extractora sucia ofrece un aspecto bastante desagradable a tu cocina, además de olores desagradables aun con el fuego apagado. Nada más que por esto, ya merece la pena hacer una limpieza con asiduidad.

Humos y vapores constantes

La acumulación de suciedad y grasa en contacto con el calor del fuego de la cocina provoca constantes vapores y humos que ensucian el resto de la cocina, además de producir mal olor.

limpieza campana extractora

 

Accidentes desagradables

Incendios

La acumulación de grasas en este tipo de electrodomésticos puede provocar accidentes tan desagradables como un incendio. De hecho, según los expertos, hasta un 80 % de estos es producido por el contacto de las grasas de la campana con el fuego de la cocina. Y es que, recuerda, la campana está situada justo encima de la hornilla o vitrocerámica.

Contaminación en los alimentos

La limpieza de las campanas extractoras es indispensable para evitar que nuestros alimentos se contaminen y podamos contraer alguna infección.

Afecta al funcionamiento del aparato y puede incluso estropearlo

Una campana extractora sucia provoca ruidos y dificulta el buen funcionamiento del aparato. Tanto en tu cocina y, más aún si tienes un negocio de hostelería, tienes que tener en cuenta la importancia de tener una campana extractora limpia. En cuanto a la frecuencia de la limpieza, depende de la frecuencia con la que cocinemos.

Herramientas para limpiar chimeneas

Escrito por en mayo 12, 2017 en Blog | 0 comentarios

En muchas ocasiones, no es sencillo encontrar un profesional que nos ayude a deshollinar chimeneas. Y es que la limpieza de chimeneas es importante y resulta necesario realizarla con periodicidad constante. Si estás pensando en limpiar la chimenea de la casa del pueblo, ten siempre presente la importancia de contar con los elementos necesarios.

Herramientas para la limpieza

En la actualidad, existe un amplio mercado con una gran variedad de elementos imprescindibles para realizar la limpieza de chimeneas​. Veamos algunos de ellos:

1. Cepillos deshollinadores

Estos cepillos también son llamados cepillos desincrustadores, ya que facilitan enormemente la eliminación del hollín que ha quedado en diferentes lugares de la chimenea.

Dentro de la gran variedad de cepillos, existen diferentes tamaños y durezas, para poder elegir el que mejor se adapta a nuestras necesidades y conseguir limpiar, sin problemas, el interior de las chimeneas.

2. Cámara endoscópica

Estas cámaras son unas apuestas con futuro y cuentan con la última tecnología. De manera que se consiguen un servicio eficaz y de calidad. Los profesionales en deshollinar chimeneas las utilizamos para poder inspeccionar y comprobar el estado de los diferentes lugares del interior de la chimenea. De esta manera, es mucho más sencillo observar el resultado final de las limpiezas que se realizan y comprobar que no se haya realizado a medias.

Las cámaras endoscópicas nos ofrecen la posibilidad de realizar un vídeo en tiempo real del interior, lo que nos sirve para asegurarnos al instante de la situación en la que se encuentra el interior de nuestra chimenea.

¿Sabes que hay empresas que suben en tiempo real ese vídeo a YouTube?

3. Equipos tecnológicos para el seguimiento

Con estos equipos se consigue recoger la información proporcionada con las cámaras en el apartado anterior, por si, en otro momento, fuera necesario comprobar el último estado de nuestra chimenea.

Herramientas para deshollinar chimeneas

Cuida de tu chimenea deshollinandola periodicamente

Escrito por en abril 10, 2017 en Blog | 0 comentarios

Si tienes una chimenea en tu hogar sabrás la importancia que tiene el buen mantenimiento de esta para mantenerla en condiciones óptimas año tras año.

Para que funcionen bien habrá que deshollinar las chimeneas una vez al año (aunque esto dependerá del uso que hagamos de ella), esta regla se aplica en todas las chimeneas que tengan los tubos de la salida de humos de acero inoxidable aislado, acero inoxidable y acero vitrificado. En el caso del acero galvanizado la frecuencia será de dos veces al año.

La razón por la que es tan necesario deshollinar las chimeneas es muy clara, es la forma de garantizar una combustión óptima y así prevenir y evitar incendios de hollín. La chimenea va acumulando hollín continuamente sobre todo si quemamos leña húmeda, si no se limpia correctamente tendrá una peor combustión y emitirá mucha más polución.

En el mercado hay productos que nos ayudan a deshollinar la chimenea, pero lo aconsejable sin duda es llamar a profesionales ya que sabemos exactamente cómo proceder, llevamos los utensilios y productos adecuados y así te evitas trabajo y/o sorpresas desagradables. En los tubos de las chimeneas es fácil encontrar aves o cualquier otro animal que se puede haber quedado atrapado dentro del tubo.

Cuida de tu chimenea deshollinandola periodicamente

¿Cuándo deshollinar la chimenea?

Si no te acuerdas de cuando fue la última vez que se limpió o si detectas que hace más humo del habitual, desprende más olor que de costumbre, calienta menos o no sabemos en qué estado se encuentra (suele ocurrir al comprar o alquilar una casa que ya la tiene instalada), es el momento para que le hagan una puesta a punto.

De esta forma, te aseguras disfrutar de la chimenea de la mejor forma posible y año tras año, evitando así problemas e imprevistos desagradables. Trabajamos en toda la Comunidad de Madrid y contamos con personal cualificado que resolverá cualquier problema que tengas.

Mantenimiento correcto de chimeneas

Escrito por en marzo 15, 2017 en Blog | 0 comentarios

Las chimeneas son un sistema de calor que tienen muchas viviendas tanto por su funcionalidad como por ser un elemento decorativo que aporta un ambiente muy acogedor y hogareño en los salones en los que están instalados. Para que funcionen de forma práctica y eficiente, deben estar en perfecto estado de mantenimiento.

Mantenimiento correcto de chimeneas

Tareas básicas de mantenimiento de las chimeneas

Una vez al año es obligatorio deshollinar las chimeneas en Madrid (dos veces si es una chimenea de acero galvanizado). Deshollinar es una tarea imprescindible para eliminar el hollín acumulado que obstruye el conducto de la chimenea y asegurar que el tubo de evacuación del humo esté despejado. Para ello necesitas de nuestros servicios profesionales que garantizan calidad y la eficacia del desatascamiento. Esto es importante hacerlo o bien al finalizar la temporada de invierno o bien meses antes de que empiecen los meses de frío.

Una revisión anual es importantísima. Nuestros profesionales tienen la capacidad para detectar grietas o escapes que mermarán la capacidad de tiro del humo de la chimenea.

Además del conducto, es imprescindible limpiar adecuadamente el aparato (el cassette o el hogar). Solo los profesionales conocen todos los elementos internos de una chimenea como los ventiladores internos (si se trata de un cassette) que necesitan estar perfectamente limpios para que cumplan su función de forma eficaz; si no fuera así podrías perder eficiencia energética y que la chimenea expulse menos calor del necesario para calentar la estancia.

Un dato que se suele olvidar es limpiar el cristal (si tu chimenea lo tiene). Hazlo habitualmente  con desengrasantes especiales con base de amoniaco para eliminar las incrustaciones derivadas de la combustión.

También puedes necesitar la limpieza del revestimiento interno, ya sea de piedra o de ladrillo.

En definitiva, contar con nuestros servicios te garantizará evitar problemas futuros como calentar menos y gastar más leña innecesariamente en tus chimeneas en Madrid.

Utilizamos cookies para garantizar que tenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Más sobre nuestros cookies